DIVERSOS PAÍSES CONDENARON EL LANZAMIENTO

¿Corea del Norte lanzó un misil a Japón? Así fue la prueba balística intercontinental de Kim Jong-un

El gobierno de Kim Jong-un afianza su apoyo público al Kremlin tras la invasión a Ucrania hace un mes

Por
Escrito en CIENCIA el

Corea del Norte lanzó este jueves, 24 de marzo, un misil balístico intercontinental; el primer lanzamiento de largo alcance de Pyongyang desde 2017, según concluyeron Estados Unidos y sus aliados en esa región como Japón y Corea del Sur. 

El lanzamiento elevó significativamente la tensión en la península de Corea, pues tan solo dos horas después, Corea del Sur disparó cinco de sus propios misiles, en lo que llamó una "demostración de nuestra capacidad y voluntad de responder de inmediato e imponer un castigo".

El misil norcoreano voló durante más de 70 minutos, en una trayectoria elevada, antes de aterrizar a solo 170 kilómetros al oeste de la prefectura japonesa de Aomori, según el Ministerio de Defensa de Japón.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, se posicionó al respecto desde Bruselas, donde asiste a una cumbre del G-7, y calificó la medida como "un ultraje que no se puede perdonar".

En sus palabras, el misil lanzado por el gobierno de Kim Jong-un podría ser un nuevo tipo de misil balístico internacional y éste habría alcanzado una altitud de 6.000 kilómetros y un alcance de 1.100 kilómetros.

Por su parte, el ejército de Corea del Sur ofreció cifras similares, informando que el aparente misil balístico intercontinental fue lanzado desde el área de Sunan, cerca de Pyongyang, la misma región en donde la semana pasada un misil norcoreano falló poco después del lanzamiento y explotó en el aire.

Durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur, el presidente de aquella nación, Moon Jae-in, "condenó enérgicamente" el lanzamiento y aseguró que la acción viola la moratoria autoimpuesta de Corea del Norte sobre las pruebas de misiles de largo alcance, según un comunicado presidencial.

En un comunicado, la Casa Blanca calificó el lanzamiento de Corea del Norte como una "violación descarada de múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU" que "aumenta innecesariamente las tensiones y corre el riesgo de desestabilizar la situación de seguridad en la región".

Asimismo, Estados Unidos aseguró que aunque "la puerta no se ha cerrado a la diplomacia, Pyongyang debe cesar de inmediato sus acciones desestabilizadoras, pues de lo contrario, Estados Unidos tomará todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la patria estadounidense y la República de Corea y los aliados japoneses", como se lee en el texto emitido por la Casa Blanca.

Por su parte, Corea del Norte ha advertido repetidamente que se está preparando para lanzar un satélite espía militar, y, según lo dicho por funcionarios estadounidenses, dicho lanzamiento también equivaldría esencialmente a una prueba de misiles de largo alcance.

Aún no está claro si el último lanzamiento de Corea del Norte involucró un satélite, pues el gobierno de Kim Jong-un  no ha comentado nada sobre la prueba.

Por lo general, Corea del Norte no suele anunciar sus actividades de misiles hasta la mañana siguiente en los medios estatales.

Cabe recordar que Corea del Norte no había lanzado un misil desde 2016. Su prueba ICBM más reciente fue en 2017, durante el punto álgido de las tensiones entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El Hwasong-17, el misil que pudo ser disparado hoy

Los expertos e internacionalistas creen que el misil que hoy disparó Corea del Norte sea, muy probablemente un Hwasong-17, que se presentó por primera vez durante un desfile en octubre de 2020.

Los expertos lo llamaron el "misil monstruo", pues es lo suficientemente grande como para transportar múltiples ojivas, una capacidad que haría mucho más difícil de interceptar para las defensas antimisiles de Estados Unidos.

Aunque es probable que Estados Unidos y sus aliados respondan con firmeza a la prueba, no está claro que Corea del Norte sufra consecuencias importantes.

Rusia y Corea del Norte; aliados desde hace años

China y Rusia, ambos miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con poder de veto, no solo se oponen a más sanciones, sino que dicen que las sanciones actuales contra Pyongyang deberían relajarse.

"Corea del Norte y Rusia se han acercado aún más en las últimas semanas con Pyongyang apoyando públicamente a Moscú después de la invasión de Ucrania", expresó Ramón Pacheco Pardo, especialista de Corea en King´s College de Londres.

 

Sigue a Heraldo Binario en Google News, dale CLIC AQUÍ