INDUSTRIA DEL 'VICIO'

¿Por qué el CEO de Philip Morris quiere que Marlboro deje de vender cigarros? Aquí sus razones

“Deseo que algún día dejemos de vender cigarros”, dijo el CEO de Philip Morris. Su plan es convertir a la tabacalera Marlborto en una empresa de tecnología.

¿IQOS es seguro para fumar? / Foto: Pexels
Escrito en EMPRESAS el

Recientemente, Jacek Olczak, el máximo ejecutivo de Philips Morris, conglomerado de empresas como Marlboro, ha afirmado que los cigarrillos son dañinos y también que quiere deshacerse de ese negocio. Estas son las razones con miras hacia el futuro.

“Deseo que algún día dejemos de vender cigarros [...] Esto tiene sentido no solo desde la perspectiva de los fumadores, sino también desde el sistema de salud, el público en general y los grupos de interés”, dijo en una entrevista con Forbes, Jacek Olczak, el director ejecutivo de Philip Morris International.

Jacek Olczak hace una analogía acerca de cómo el mundo ha ido reemplazando los focos eléctricos por focos de bajo consumo, para explicar hacia dónde va su declaración, Un cambio parecido podría pasar en su negocio.

Marlboro, ¿una empresa tecnológica?

Las declaraciones del CEO de Philips Morris no son inocentes, pues el siguiente paso que planean es reinventar la manera de consumir tabaco. De esta manera, la tabacalera quiere utilizar IQOS (sigla de la frase en inglés "dejé de fumar de manera común"), un dispositivo que calienta el tabaco sin combustión en lugar de cigarros.

¿Qué es IQOS?

IQOS es un dispositivo de tabaco calentado que se vende como "la alternativa mejor que fumar cigarrillos". Se trata de un híbrido entre el vaporizador y un producto de tabaco tradicional. Debido a que el tabaco que calienta no emite combustión, no se producen tantas sustancias químicas.

“Hace seis años no había absolutamente nada de esto, teníamos hermosas ideas, una presentación en PowerPoint, una estrategia, pero no podíamos encontrar qué tan realista era, no había ingresos [...] Hoy tenemos seis mercados en los que la mitad de los ingresos provienen de productos sin combustión. En 2025 el 50% de los ingresos procederán de IQOS y otros productos alternativos, que están hoy en 66 mercados, pero que en 2025 deberíamos llevarlos a 100 mercados”, recalca Olczak.

¿Cómo funciona IQOS?

El dispositivo IQOS utiliza una unidad de tabaco desechable llamada “HEET” o “consumibles” el cual se llena de tabaco molido y comprimido (que contiene la misma cantidad de nicotina que un cigarrillo normal), que se introduce en un soporte electrónico, el cual calienta la varilla y libera un aerosol que el usuario inhala.

El dispositivo cuesta alrededor de 80 dólares (unos 1,669 pesos), y los repuestos de varillas tienen un precio equivalente al de una caja de cigarros.

¿IQOS es seguro para fumar?

Aunque en algunos países los dispositivos IQOS están a la venta, en otros han restringido su comercialización. Se pone en debate si, como dicen, este dispositivo que entrega nicotina tendría 95% menos químicos nocivos en comparación con los cigarrillos.

Según Forbes México, la empresa, que en 2020 obtuvo el 23.8% de sus ingresos de productos libres de humo, estima que al menos 19.1 millones de personas en el mundo lo están usando, de los cuales 14 millones habrían transitado totalmente al dispositivo y dejado de fumar.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) reconoció en julio del año pasado que este sistema de tabaco calentado tiene una menor exposición a químicos dañinos, comparado con el cigarro, aún hace falta regulación que permita que en otras partes del mundo permitan su disponibilidad.

“Siempre hay una cuestión de credibilidad y confianza [...] Estamos abiertos a las verificaciones, necesitamos tener un diálogo. Puedes tener una declaración emocional en la conversación en la que digas ‘tu industria no me gusta’, porque en el pasado dijiste algo. Esto lo llamo pereza intelectual. No pedimos que confíen en nosotros ciegamente: está la ciencia, hay una verificación. Pero si no hablamos, no sabrán lo que estamos haciendo y nos pasa algo de la Edad Media, cuando la gente tenía sus creencias que no quería cambiar” dijo Olczak.

No hay que solslayar que estas afirmaciones se basan solo en investigaciones financiadas por la industria tabacalera. Por lo que son necesarios más estudios independientes que indaguen los efectos sobre la salud de estos dispositivos que calientan el tabaco sin quemarlo.

Sigue a Heraldo Binario en Google News, dale CLIC AQUÍ.