TARJETAS NO REGULADAS

Condusef advierte sobre riesgo de fraude en tarjetas Nu, Stori y Ualá en México

Aunque las empresas detrás de estas tarjetas disponen de licencias para operar, sus productos financieros no están regulados, advierte titular de unidad de la Condusef en Chihuahua.

Riesgo de fraude por no estar reguladas por Condusef / Foto: Especial
Escrito en FINTECH el

Las tarjetas de crédito como “Nu”, “Stori” y “Ualá” no son reguladas por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ni la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Esto debido a que son tarjetas de servicio y no pertenecen a ningún banco, pues se encuentran registradas como Sociedad Anónima (SA).

Asimismo, el constituirse como institución financiera obliga a estas organizaciones a cumplir con las normas que las autoridades regulatorias como la CNBV y la Condusef establecen, así como de los que requisitos mínimos, los cuales son más rigurosos y exigentes que para una sociedad anónima.

Riesgo de fraude por no estar reguladas por Condusef

En ese sentido, Gabriel Ramiro Leija Pérez, titular de la unidad de atención a usuarios de la Condusef en Chihuahua, en entrevista con El Sol de Parral, advirtió sobre algunos tipos de tarjetas que no se encuentran reguladas por dicha instancia gubernamental.

Además, el funcionario explicó que las tarjetas como “NU”, “Stori”, y “Ualá” son plásticos de servicio y que no son bancarias, es decir de crédito o débito. Esto significa que no están respaldadas por una entidad financiera que sea regulada.

También, Leija Pérez explicó que los bancos deben cumplir con lineamientos que solicita la Condusef. Pues este trámite, si se le compara con cualquier institución que se constituya como una Sociedad Anónima, por lo general tiene requerimientos más exigentes.

En ese tenor, puso como ejemplo los casos de las revocaciones de autorización para operar de Banco Ahorro Famsa y Accendo Banco, en las cuales las autoridades desautorizaron las licencias otorgadas por no cumplir con parámetros de operación. Esto ponía en riesgo el patrimonio de sus clientes, por lo que en las auditorías que hacen las autoridades, se decidió por dar marcha atrás con las respectivas autorizaciones para operar como bancos.

En este contexto, el funcionario aseguró que estas tarjetas son productos que existen y se ofertan al público, sin embargo, al no contar con lineamientos de un banco, no son monitoreadas por Condusef si no la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Por lo tanto, Leija advirtió que hay riesgo de fraude en estas tarjetas, debido a que se manejan datos financieros, pero que no se protegen bajo los requerimientos de la Condusef.

Sigue a Heraldo Binario en Google News, dale CLIC AQUÍ.

Temas