FINTECH

Cómo la banca tradicional en Europa pierde batallas ante las fintech

El modelo de las fintech en Europa se apoderan de la escena financiera

Cómo la banca tradicional en Europa pierde batallas ante las fintech.Europa cuenta con el ecosistema fintech más desarrollado del mundo
Por
Escrito en FINTECH el

Las nuevas tecnologías han permitido que el dinero evolucione hacia lo digital, sin embargo, la banca tradicional lo ha resentido principalmente en mercados desarrollados como el europeo.

Las compañías europeas de fintech Klarna, Afterpay y Affirm se han abierto paso entre los usuarios europeos debido a sus atractivas comisiones y formas de pago como el llamado “compra ahora y paga luego”. Si bien estas empresas no son necesariamente las más reconocidas, en silencio han logrado recaudar 31 mil millones de dólares (Klarna) en su más reciente ronda de inversión y otras, como Afterpay que logró entrar a la bolsa de valores australiana con una valoración de poco más de 26 millones de dólares estadounidenses, informó el medio Ticbeat

A pesar de que estas startups aún representan una pequeña parte del pastel, la consultora especializada en startups CBInsights señala que la industria fintech de pago aplazado podría aumentar su volumen entre 10 y 15 veces para 2025.

Diferenciador de las fintech con respecto a la banca tradicional

Este modelo financiero ha hecho que la banca tradicional comenzara a activar servicios de pagos o iniciativas encaminadas a su modernización. No obstante, se ha generado un debate alrededor de las nuevas aplicaciones de pago acerca de si generan un mayor consumo y endeudamiento a los usuarios con baja capacidad de pago.

Las fintech de pago desfasado están centrados particularmente en comercios de moda y calzado con un ticket promedio entre 70 y 80 euros, este método de compra no genera una comisión ni interés para el cliente siempre y cuando pague a tiempo; Rolf Cedeström, CEO y cofundador de la fintech Pagantis.

Ante el debate, las fintech de pago aplazado se defienden señalando que ellas solo ofrecen un modo de pago diferente más sencillo y que no son empresas de crédito tradicionales, sin embargo, uno de los argumentos más recurrentes suele ser que sus plataformas incentivan el mayor consumo de productos.

El Reino Unido es uno de los países más avanzados en materia fintech, por lo que el Secretario del Tesoro, John Glen, aseguró que una regulación para este sector permitirá un trato justo y que solo permitirán ofertas asumibles por consumidor.

cjv