CRÉDITOS

¿Qué son las tasas de interés y cuáles te convienen más cuando pides un crédito?

El valor final de tu crédito dependerá mucho del tipo de tasa que elijas desde un inicio

Existen dos tipos de tasa de interés: fija y variable
Escrito en FINTECH el

Contratar un crédito, cualquier que sea el tipo es una decisión que no debe tomarse a la ligera, primero que todo es importante ponerte a pensar ¿para qué lo necesitas?, ¿lo que vas a comprar no podrías adquirirlo si ahorras más tiempo? o ¿podrías recurrir a algún préstamo familiar o con amistades antes de endeudarte con una institución financiera? 

Si después de meditar estas preguntas aún llegas a la conclusión de que la mejor opción para ti es solicitar un crédito, debes saber que existen algunas variables en este tipo de productos financieros que harán que tu préstamo final sea más caro o más barato de lo que originalmente te prometió el banco o la institución financiera en donde lo solicitaste. Una de estas variables de la que te hablaremos hoy son las tasas de interés crediticias, ya que debes saber que existen dos tipos: tasas fijas y  variables. 

Primero, ¿Qué son las tasas de interés crediticias? 

Debes tener muy en claro que los créditos no son dinero gratis ni mucho menos parte de tu sueldo o salario, por el contrario, es dinero prestado que debes devolver puntualmente a la institución financiera y junto con ese dinero también debes abonar una cantidad adicional a la cual se le denomina “interés” y se expresa a través de un porcentaje al que se le llama: tasa de interés. En resumen es la ganancia adicional que el banco o institución obtendrá por prestar dinero a sus clientes. 

Cuando alguien solicita un crédito puede hacer con una tasa de interés fija o variable. Estas son las ventajas y desventajas de cada una. 

La tasa de interés es el costo adicional que debes pagar en un préstamo

Tasa de interés fija: 

La principal ventaja de las tasas de intereses fijas es que se mantendrán igual a lo largo de la vida del crédito, no importando que la inflación suba o baje, ni que el Banco de México aumente o disminuya su tasa de interés de referencia (valor a partir del cual los demás bancos suben o bajan sus tasas). Aunque esto a veces puede considerarse como un arma de dos filos, pues al contratar un crédito con tasa fija, corres el riesgo de que en algún momento durante el tiempo de tu crédito, las tasas de intereses bajen a un mínimo histórico (como lo que sucedió durante el 2020 y lo que va del 2021 en los créditos hipotecarios) pero como tu tasa es fija, no te bajarán el costo del crédito pues ya hay un contrato de por medio. 

Tasa de interés variable:

Po otro lado, la ventaja de las tasa de interés variable es que si baja, tus pagos seguramente también disminuirán, ya que se ajustan a la tasa de referencia de Banxico, pero si sube, toma en cuenta que lo más probable es que tus pagos también subirán

¿Cuándo te conviene una tasa de interés fija o variable?

En primer lugar es recomendable que elijas una tasa u otra dependiendo del monto y del plazo de tu crédito. Cuando son créditos a largo plazo, como por ejemplo, el crédito hipotecario o el de automóvil es mejor que lo contrates con una tasa fija.

Por otro lado, si es un crédito de consumo o personal (que no se extienda a más de tres años) puedes optar por uno de tasa variable. También toma en consideración que tanto entiendes de temas financieros, si de verdad no son tu fuerte mejor ahórrate peleas y malos entendidos con tu banco y vete por la opción de la tasa fija aunque el plazo sea corto ya que nunca te tomará por sorpresa el cambio de tu pago mensual si en algún momento te llega una cantidad mucho mayor que la mensualidad pasada.