TDC

¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta de crédito Fintech y una tarjeta de banco tradicional?

Las Fintech abrieron la posibilidad de bancarizar a jóvenes que huyen de los clásicos trámites bancarios

Estas son las diferencias de las TDC bancarias y las fintech
Escrito en FINTECH el

Escoger una primera tarjeta de crédito es una decisión muy importante en la vida, ya que es la primera llave con la que podrás acceder a otros proyectos más grandes en materia crediticia. Sin embargo, no todas las personas tienen la posibilidad de tener una tarjeta de crédito ni mucho la más conveniente para sus necesidades, pues los Bancos les niegan los plásticos a las personas que no cuentan con un buen historial crediticio o buró de crédito e incluso condicionan su contratación a una venta atada con otros productos o servicios bancarios. 

A veces las personas aceptan la que les ofrecen en una visita al centro comercial o al supermercado sin siquiera tener la oportunidad de poderla comparar frente a otras opciones. 

Para revertir esta situación, las empresas Fintech han echado mano de la tecnología como su plataforma, su aplicación móvil y priorizando el servicio y atención a usuarios en todo momento, de esta manera han logrado crear nuevas tarjetas Fintech que puedan ofrecer a las y los usuarios, de esta manera abriendo el abanico de opciones y democratizando el acceso a los servicios bancarios en el país. El día de hoy te vamos a hablar de las diferencias entre las tarjetas crediticias emitidas por los bancos tradicionales y las instituciones de tecnología financiera.

¿Qué es una tarjeta de crédito? 

Las tarjetas de crédito (TDC) son plásticos emitidos por una entidad financiera o cadena comercial y permite a su propietario la opción de pedir prestado dinero del emisor. Esto facilita pagar productos y servicios sin tener dinero en efectivo.

Con una tarjeta de crédito podrás: 

  • Iniciar tu historial crediticio y en un futuro ser prospecto para que te ofrezcan otros créditos con mayor facilidad. 
  • Comprar bienes duraderos. 
  • Construir tu patrimonio, ya sea al comprar electrodomésticos u otros objetos para amueblar tu casa o departamento.

Tarjetas de crédito de la banca tradicional 

Las tarjetas de crédito ofrecidas por la banca tradicional tienen la característica de que en su mayoría solicitan un buen historial crediticio para ser otorgadas, aunque algunas instituciones cuentan con tarjetas de créditos para jóvenes o personas primerizas, estas son llamadas tarjetas básicas o universitarias. 

Estas tarjetas tienen el objetivo de iniciar a las personas de un modo sencillo en el mundo del crédito, por lo general tienen un límite de hasta 200 días de salario mínimo. 

Entre las características más representativas de las TDC de la banca tradicional están: 

  • La mayoría de ellas te pide un buen historial crediticio además de comprobantes de ingreso que avalen la confianza del banco para otorgar un préstamo. 
  • Tienen diversas comisiones dentro de las condiciones de su uso: comisión por pago tardío, comisión por manejo de cuenta, costo por reposición en caso de pérdida. 
  • El manejo de tu tarjeta estará ligada a la plataforma móvil o de escritorio de tu banco. 
  • El servicio de atención para aclaraciones o dudas de manera presencial estará sujeto a un horario de atención específico. 
  • Al ser un producto bancario, sus productos reportan tu comportamiento a las Sociedades de Información Crediticias (Buró de Crédito), por lo que a futuro te será más fácil acceder a grandes financiamientos en caso de ser apto y solicitarlos. 
RappiCard entra al sistema de las TDC Fintech con llamativas ventajas para los jóvenes

Tarjetas ofrecidas por Fintechs o Neobancos

Por otro lado, una Fintech, o financial technology e incluso los neobancos es una empresa que ofrece productos y servicios financieros a través del uso de tecnologías, tales como sistemas de pagos móviles, préstamos de persona a persona o financiamiento colectivo y uno de sus más novedoso producto son las tarjetas de crédito (TDC). En opinión de la CONDUSEF:

“La llegada de las Fintech ha generado no solo la modernización de la banca, sino que también se convirtieron en la competencia directa de los bancos tradicionales al brindar una nueva alternativa a las y los usuarios con productos financieros que ya conocen, como las tarjetas de crédito, mismas que ofrecen condiciones más flexibles.”

Nu, una de las TDC más conocidas dentro del mundo Fintech

Entre las principales características de las TDC Fintech están: 

  • La mayoría de estas TDC presumen de ser inclonables ya que contienen nuevas tecnologías para salvaguardar el dinero de sus clientes ante la amenaza de los hackers, mediante tarjetas contactless, chips de última generación y firmas con NIP y datos biométricos. 
  • Debido a que necesitan atraer a una mayor cantidad de clientes y usuarios ofrecen atractivos planes de cashback al realizar compras en distintas plataformas o ecommerce principalmente. 
  • Como parte de su estrategia de competitividad ante la banca tradicional, la gran parte de las Fintech no cobran comisiones por apertura, uso ni pérdida de la tarjeta, de hecho tampoco cobran la famosa anualidad. 
  • Su forma de atención a usuarios es a través de la misma aplicación o por teléfono, la mayoría de ellos prioriza el contacto 24/7 con sus clientes con tiempos de respuesta muy cortos.
  • Con estas TDC no siempre puedes generar historial crediticio, ya que la mayoría de ellas no son institución financiera tampoco reportan a las Sociedades de Información Crediticias (Buró de crédito).