INTELIGENCIA ARTIFICIAL

¿Qué es el Deepfake que denunció Tom Hanks con el que grabaron un comercial con su imagen?

Una advertencia del actor despertó una serie de críticas por los derechos personales a la hora de enfrentarse al uso de la inteligencia artificial.

Tom Hanks.Fuente: Instagam @tomhanks
Escrito en TENDENCIAS el

Tom Hanks, uno de los actores más queridos y respetados de Hollywood, ha emprendido una nueva misión: la lucha contra los deepfakes, una perturbadora tendencia que utiliza la inteligencia artificial para recrear imágenes y voces de celebridades con fines publicitarios o engañosos.

Este reciente episodio se desató cuando el actor compartió una advertencia a través de su cuenta de Instagram. En ella, Hanks alertaba a sus seguidores sobre un video promocional que utilizaba una versión generada por inteligencia artificial de su imagen para promocionar un plan dental. Su mensaje fue claro y directo: "¡CUIDADO! Hay un video que promociona algún plan dental con una versión IA de mí. No tengo nada que ver con eso".

Este incidente pone de relieve la creciente preocupación en la industria del entretenimiento y más allá, sobre los deepfakes y su potencial para el engaño y la manipulación, en medio del escándalo que generó entre los actores la inteligencia artificial. La imagen de Hanks utilizada en esta campaña publicitaria parece haber sido generada a partir de una imagen propiedad del Los Angeles Times, lo que añade polémica sobre el uso de la propiedad intelectual y la manipulación digital.

¿Qué es un deepfake y por qué preocupa a los actores?

Los deepfakes son productos de la inteligencia artificial que utilizan algoritmos avanzados para crear imágenes y videos falsos que pueden ser extremadamente convincentes. Estas representaciones pueden variar desde la creación de escenas completamente ficticias hasta la modificación de rostros y voces de individuos reales, como en el caso de Tom Hanks.

Esta no es la primera vez que una celebridad se enfrenta a la problemática de los deepfakes. Recientemente, la hija del difunto comediante Robin Williams, Zelda Williams, expresó su descontento con las recreaciones de la voz de su padre generadas por inteligencia artificial.

En su historia de Instagram, Zelda Williams compartió su opinión de que la inteligencia artificial crea una versión inferior de las personas y, en algunos casos, un "horrendo monstruo frankensteiniano". Este sentimiento subraya la preocupación sobre la pérdida de autenticidad y el potencial abuso de estas tecnologías.

Además de las preocupaciones personales de celebridades y sus familias, la industria del entretenimiento en general está lidiando con el impacto de los deepfakes. Gremios importantes, como el Gremio de Escritores de Estados Unidos y el Gremio de Actores de Pantalla, se han visto involucrados en huelgas y negociaciones sobre el uso de la inteligencia artificial generativa en la creación de contenido.

La huelga de escritores de WGA, que se prolongó durante casi cinco meses, finalmente llegó a su fin con un acuerdo que prohíbe el uso de contenido generado por inteligencia artificial como material de partida para producciones. Mientras tanto, el SAG continúa en huelga, y una de las propuestas previas incluía la escaneación perpetua de los rostros de los actores para crear imágenes digitales, lo que ha suscitado debates sobre la propiedad de la imagen y la privacidad.